16 a Rosca: Linklater y un viaje surrealista.

Bienvenidos a la nueva columna de los martes: “16 a Rosca”. En esta nueva sección incursionaremos en mundos cinematográficos que suelen pasar por alto o desapercibidos.
Hoy empezaré con uno de mis films favoritos de Richard Linklater: “Waking Life”. Esta cinta, estrenada en 2001 en el festival Sundance, cuenta el viaje de un joven sin nombre viviendo una existencia etérea, son transiciones. A lo largo de la película, este muchacho se encuentra con gente aleatoria, que participan en conjunto de una discusión académica sobre, literalmente, todo. Así, a medida que transcurren los minutos nos damos cuenta que la primera frase de la película “Sueño es Destino”, toma trascendencia y envuelve al protagonista.
La película es hermosa en todo sentido. Los diálogos, lejos de aburrir y ralentizar el ritmo del filme, transcurren rápidos y concisos, lo que los hace fáciles de entender. Y las imágenes son perfectas. No lo mencioné, pero esta película es animada. Usando una técnica basada en el rotoscopio de los 70´, sobre el fílmico se pintaron las imágenes aproximándose (o alejándose) a lo plasmado en los fotogramas.
Una película literalmente surrealista, porque esta “sobre la realidad”, que nos deja con reflexiónes, cuestionamientos, y un leve escalofrío.

M.H.